Consideraciones para implantar un sistema de seguridad en los museos

Los museos por mucho tiempo han sido los reservorios de todas las obras del ser humano que han quedado para la posteridad.

Puede incluso causar sobresalto la cantidad de obras que pueden ser destinadas a los museos, donde se incluyen pinturas, esculturas, objetos antiguos, e incluso medios de transporte.

Cada persona tiene una percepción distinta de los objetos que se encuentran en estos lugares, de modo que para algunos puede representar un fragmento de determinado momento en la historia, mientras que a otros pueda resultarles insignificantes dichos objetos.

Nunca faltarán aquellos que deseen apoderarse de los bienes que se encuentran incluidos en los museos, o de eventos que no necesariamente tengan que ver con la incidencia del factor humano.

Digamos que las anteriores circunstancias son suficientes para que los museos cuenten con sistemas de seguridad instalados por profesionales de cerrajeria urgente, los cuales tienen como premisa la preservación de los bienes que integran el museo.

Preservando las instalaciones físicas del museo

Sin duda alguna, todo lo que se exhibe corresponde a los activos del museo y por ello debe dársele cuidado especial a todo aquello.

Quizás hayas observado en algunas películas la presencia inequívoca de vigilantes que mantienen bajo resguardo todo lo que se exhibe en los museos, lo cual no es aislado de la realidad, ya que de la misma forma estos guardianes custodian los bienes del museo las 24 horas.

Por supuesto, estos vigilantes divisan la presencia diurna y nocturna de intrusos, e inclusive algunos son dotados de armamento con tal de mantener a raya a quienes pretendan fomentar robos en el museo.

En los museos de arte, las exhibiciones se realizan mediante colecciones, por lo que no todas las obras son mostradas al público y se hace indispensable instalar cajas de seguridad o bóvedas que custodien la pintura o escultura de interés.

Asimismo, las obras que se encuentran en exhibición, mientras más invaluables sean, se les dotará de dispositivos de seguridad rigurosos, como sistemas de pánico, o si se trata de pinturas, estas son resguardadas por medio de persianas de seguridad.

El aseguramiento de las obras de arte es muy común en función del valor que tengan, a fin de que los expertos en arte hagan lo que tengan que hacer para recuperarlas.

Situaciones de las que hay que proteger a las obras en exhibición

Hay que tener en cuenta que lo que se encuentra en exhibición puede contar con a pocos años, o puede disponer de muchísimos años de elaboración, de modo que son obras susceptibles a una cuantiosa gama de eventos.

Un accidente que pudiese darse con facilidad es un incendio, el cual no es fácil de inducir, sino que pudiese generarse por algún corto por cables sueltos y demás.

Los robos quizás no se den con tanta frecuencia pero igual cada obra dispone de la protección necesaria en caso de que ocurran estas desavenencias.

Si, la seguridad también forma parte de los museos, y en la medida que surjan vicisitudes, la rigurosidad irá en aumento.