¿Por qué el cine es considerado el séptimo arte?

Posiblemente hayas visto en muchas ocasiones por la tele o leído en los diarios que el cine es nombrado como el séptimo arte.

Y es que por cómico que parezca, la industria del cine produce grandes cantidades de dinero a nivel mundial, lo cual es todo un arte para quienes se dediquen a producir películas.

Para nadie es un secreto que Estados Unidos es uno de los países donde el cine se encuentra mejor monetizado, al punto que muchas personas en la nación dependen de las ganancias que genera esta industria.

Pero no nos aislemos. Te explicaremos en breve por que el cine es reseñado como el séptimo arte; probablemente nos quedemos cortos esgrimiendo razones, así que queda a criterio de los lectores emitir la opinión correspondiente.

  1. Es la congregación de las demás artes

Los hermanos Lumiere y todos aquellos que plantaron los cimientos en materia de cine, son caso de estudio por el hecho de integrar cada arte y llevar a cabo sus proyectos visuales, que en ese momento no tenían audio, pues hablamos de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

La fotografía, la arquitectura, la moda, el teatro, y posteriormente cuando se integra la música, ya las películas tendían a parecerse a lo que conocemos actualmente.

Por eso año tras año cada departamento abocado a realizar producciones cinematográficas es premiado, correspondiendo justamente con las artes involucradas con estos ambiciosos proyectos.

  1. Es subjetivo, pero…

El cine como todas las artes es netamente subjetivo, por lo que pueda que no guste todas las personas una determinada producción, de modo que existe una variada gama de géneros para que el público escoja lo que quiera ver.

Lo que definitivamente es crucial dentro de una película, es que tenga un buen guion así trate de la aburrida vida de un cerrajero en Viena. También debe haber una intención en cada estructura de la película, de manera que el mensaje llegue y produzca una reacción en el espectador.

Sí, esa es justamente la reacción que se espera que produzcan las artes, o en este caso el cine que es la acumulación de todas ellas.

  1. Permanece vigente con el tiempo

Las películas clásicas y las películas de culto reúnen ciertas características en cuanto al seguimiento que tengan los fanáticos del cine sobre estas obras. Las películas de culto se vuelven famosas con el tiempo, mientras que las clásicas producen fascinación al instante.

Pero el punto que tienen en común, es que pueden pasar los años y las personas aún hablan de ellas, o se consiguen en las tiendas de películas, pues tienen una trascendencia sin precedentes.

Puede tratarse de películas antiquísimas, pero si están correctamente elaboradas, éstas permanecen vigentes por mucho tiempo, pues básicamente sus creadores supieron lo que iban a hacer.

Las buenas películas son un ejemplo del trabajo arduo de un personal dedicado a la cinematografía, desde actores hasta operarios, y eso es quizás una de las garantías de que a una película le vaya bien con el público, aunque no todas las pelis cuentan con ese privilegio.